Inicio > Uncategorized > Hojas secas

Hojas secas

Estaba tomando un café con una vieja amiga. Nos habíamos sentado al fondo, en una mesa redonda, cerca de un piano. En la mesa, el cristal aplastaba unas cuantas hojas secas. Una china entró al café. Llevaba una bolsa de plástico en la mano derecha y un montón de rosas, de varios colores, en la izquierda. Tras pasar por algunas mesas sin obtener nada llegó a la mía. Me ofreció una rosa. Le dije que me mostrara lo que llevaba en la bolsa. Un montón de discos compactos se desparramaron encima de las hojas secas. -Estos cedés son ilegales, ¿verdad?, le pregunté airadamente. La china no contestó. Siguió sacando compactos de su bolsa de plástico. Eché una ojeada y me fijé en uno de John Lennon que nunca había encontrado en una tienda de discos. Alargué la mano y muy deprisa lo cogí y lo guardé entre mis muslos. La china me había visto. Entre el humo y la música que sonaba de fondo nos quedamos mirando unos segundos. Su mirada impasible me dio miedo. Se apresuró a recoger todos los compacs, apoyó su mano sobre la mesa acoplándose por casualidad a la hoja canadiense y me miró por última vez. El silencio respondió por los dos. Cogió la bolsa y se marchó.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: