Inicio > Uncategorized > El otro lado de mi mujer

El otro lado de mi mujer

Se levanta muy temprano, en silencio, un poco antes de irme a trabajar. Se calza las zapatillas de lana y se pone la bata. Baja las escaleras como si formara parte de una película de terror. Al bajar el último escalón gira a la derecha y penetra en la cocina. En la barra le espera el paquete de tabaco. Mientras la cafetera funciona se enciende un cigarrillo. Sale al patio interior y da un buenos días cariñoso a sus plantas. El vapor se escapa por el agujero de la cafetera. Se prepara una taza y se sienta en el salón. Cuando termina se enciende otro cigarrillo y vuelve a la cocina. Abre un pequeño armario situado encima del frigorífico y extrae un tubo alargado de pastillas. Coge una y la echa en un vaso con un poco de agua. Observa las burbujas subir a través del vaso. Termina el cigarrillo y se la bebe. La mezcla de sabores le obliga a emitir un leve sonido de repugnancia que yo alcanzo a escuchar. Abandona la cocina y se vuelve a dormir. Así, todas las mañanas.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Ana
    19 abril 2006 en 15:58

    Me gusta Pablo. Un relato fantástico, una prosa ágil. Enhorabuena.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: