Inicio > Uncategorized > SILENCIOS Y MONOSÍLABOS

SILENCIOS Y MONOSÍLABOS

Javier se despierta antes que su padre. Retira las sábanas que todavía huelen a sueño con cautela. Cruza el pasillo de puntillas, penetra en el cuarto de baño, sin encender la luz. Apenas abre el grifo y un hilo de agua le basta para espabilarse. Endereza los pocos pelos que tiene y saluda al del espejo. Al salir del cuarto de baño, cruza con sigilo la habitación de sus padres, como si en cada paso invirtiera miles de segundos. Cuando parece que ha alcanzado el salón, justo antes de emitir un leve suspiro de calma, la voz de su padre se alza en medio del pasillo. “¿Vienes a comer?”, pregunta. Javier tarda varios segundos en responder conoce perfectamente la respuesta. “No”, contesta, al fin. El silencio regresa a su casa. Javier busca la cocina y se pone a desayunar, preguntándose por qué la vida con su padre, desde hace tiempo, solo son silencios y monosílabos.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: