Inicio > microcuento > La grabadora

La grabadora

Para que no se enteren de que me he marchado grabo las últimas líneas del cuento de siempre. Escondo la grabadora debajo de la cama y cuando compruebo que tienen los ojos casi cerrados aprieto el play y salgo de puntillas de la habitación, sin cerrar la puerta del todo, dejando dentro mi voz plastificada, a punto de anunciar cómo el barco pirata libera a sus secuestrados. Mi mujer me espera leyendo. Me da un beso y se duerme sin decir nada. La cinta llega al final. La voz de mis hijos me dan las buenas noches.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: