Inicio > microcuento > El tragaluz

El tragaluz

Aquel verano mis padres me dejaron con mis abuelos más tiempo de lo habitual. Una tarde mientras recogía los juguetes del sótano me pareció ver una sombra en un extremo de la estancia, donde estaban los viejos muebles amontonados. Me acerqué hasta allí, separé el sofá de terciopelo y me asomé por detrás del diván. Había un pequeño tragaluz. Limpié el polvo con la mano y miré a través de él. Me quedé asombrado pues nunca había visto el mundo desde tan bajo. Sin duda, fue el mejor descubrimiento del verano. El resto de las vacaciones las pasé catalogando piernas y zapatos.

Anuncios
Categorías:microcuento
  1. 30 diciembre 2009 en 17:05

    Gracias a ti he descubierto La Ventana de Millás, otro sitio más donde mandar relatos. Te sigo la pista, que esto tiene buena pinta.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: