Inicio > microcuento > Precios de ocasión

Precios de ocasión

Esta tarde mi hijo ha regresado del colegio eufórico. Al llegar me ha dado un abrazo y me ha dicho “Gracias”. Sin más explicaciones, ha apuntado con sus ojos hacia el suelo y ha adelantado el pie derecho entrando en mi campo de visión sus zapatillas nuevas, que conservaban todavía algunos flecos de hierba entre las cordoneras.

Le he sonreído y le he dado un beso.

– ¿Cuántos goles?, le he preguntado expectante.

– Ninguno papá, me ha contestado desdibujando la sonrisa.

– Pero las zapatillas corrían más que yo, ha respondido entusiasmado.

Le he acariciado el pelo aún revuelto y me he metido con él en la cocina a prepararle la merienda. Mientras, pensaba en cómo decirle a mi mujer que no podía devolverlas por las de la estantería de enfrente.

Anuncios
Categorías:microcuento Etiquetas:
  1. Yo
    21 diciembre 2009 en 15:14

    Qué tiernooooooooooo!!!! me ha gustado

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: