Inicio > Microrrelatos > Naufragio

Naufragio

Cuando el barco se fue a la deriva, la botella se rompió en mil pedazos. Después de la colisión, los cristales salieron a flote y arrastrados por el agua se amontonaron en la orilla. Los tripulantes nunca fueron encontrados y los restos del barco se almacenaron en una caja de madera en el taller del artesano.  Este siguió encerrando barcos en botellas de cristal pero nunca más probó sus velas en el cauce del río.

Anuncios
Categorías:Microrrelatos
  1. santamaría
    4 enero 2010 en 15:10

    sugerente, podrías seguir un poco…
    y feliz año para ti también!

  2. 4 enero 2010 en 16:00

    Gracias Jaime. Lo intentaré. Un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: