Inicio > Microrrelatos > Testigo protegido

Testigo protegido

Lamentarán el error del año pasado.

Apunta su mirada sobre el cristal. Mi jefe lo observa intranquilo al otro lado, acariciándose la barbilla. El tipo se levanta de la silla y continúa gritando, sacudiendo las manos. Mi jefe aprieta el interruptor, enmudeciendo la sala y se dirige hacia mí.

– ¿Cuánto tiempo lleva encerrado?

– Ahora va a hacer un año, inspector. Por cierto, ¿qué hizo?

– Nada.

Lo miré atónito. Llevaba algún tiempo esperando esta respuesta. Me había leído un par de veces el expediente y no había encontrado nada raro. El tipo salió de su casa, entró en un bar, presenció un robo en la puerta y mi jefe ordenó meterlo aquí.

– Quema esos papeles y ponlo en libertad, dijo al fin.

– ¿Y el ladrón?.

– Lo he dejado esta mañana en el instituto.

Asombrado, cogí el informe, salí fuera y lo quemé con una cerilla en el lavabo. Después, sacaba al tipo por la puerta de atrás, la de los secretos del inspector.

Anuncios
Categorías:Microrrelatos
  1. 12 enero 2010 en 12:32

    Este te quedó más largo de lo permitido en el concurso ¿no?

    Recibido inspector.

    Un saludo indio

  2. 12 enero 2010 en 12:46

    Este no lo envié. No puedo participar durante todo el mes una vez que ganas una semana. Un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: