Inicio > Microrrelatos > El final

El final

Todo estaba previsto para aquel día. Lo venían anunciando desde meses atrás. La gente se había equipado con todo lo necesario para que llegado el momento no les pillara por sorpresa y el final fuera una tragedia salvable. Yo me negué desde el principio, incluso llegué a pensar que todo era un rumor oportunista. Prefería continuar con mi rutina de siempre. La mañana del acontecimiento salí a la calle. Las caras de nerviosismo se mezclaban con improvisadas conversaciones sobre el asunto estrella, en la cafetería o en la parada del autobús. Sobre las dos regresé a casa para vivir la experiencia. Me puse cómodo y esperé varios minutos.

De súbito, la pantalla de mi viejo televisor se apagó para siempre. Encendí una bombilla y  cogí un libro de Kafka para recuperar el aliento.

Anuncios
Categorías:Microrrelatos
  1. 17 febrero 2010 en 13:21

    Jejejeje. Tienes mucha razón. Eso del apagón analógico levantó tanto miedo como el efecto dos mil. Es triste pero la gente podría vivir sin aire, pero no sin televisión. Yo, en lugar de comprarme un TDT, me compré un par de libros. Y todo arreglado. Me tuviste en suspense hasta el final, así que felicidades. Ni siquiera intuí por dónde iban los tiros.

    Un saludo.

  2. 17 febrero 2010 en 13:24

    Hola Víctor, sí es un tema curioso, porque supone el final de un tipo de soporte, pero a la vez ha levantado más expectativas de las que realmente debería generar. Hace poco leí una noticia de los pueblos que se quedarán sin televisión, sin imágenes, sin conexión con el mundo. Bueno, esto da para otro cuento, ya que parece pura ficción. Un saludo.

  3. Anónimo
    17 febrero 2010 en 16:21

    Eso sólo es un invento más para que la gente se cambie los televisores. Porque habrá más canales, pero la misma mala programación.

    un saludo

  4. 17 febrero 2010 en 16:48

    Sí, en el cuento dejo entrever este punto de vista. Un saludo.

  5. 17 febrero 2010 en 20:16

    muy bien narrado, me gustó mucho como llevas al lector y lo conduces mientras incrementas su sed de saber que está pasando. Creo que es ésta precisamente una de tus virtudes. Lo que no me gusta tanto es como queda todo resuelto, no digo que el último párrafo esté mal, simplemente que no está tan bien como el resto, aunque a pesar de eso, está muy bien resuelto.

    8

  6. 17 febrero 2010 en 20:18

    resuelto me refiero a cerrado, es decir, me gusta como está cerrado el microrrelato, pero no tanto el argumento del cierre. Es decir, como estructura brillante, como argumento, me faltó algo. Aún así, he de reconocer que tus microrrelatos son los que últimamente más me están gustando del gremio que formamos todos.

  7. 18 febrero 2010 en 9:54

    Muchas gracias Daniel. Está claro que no siempre se pueden cerrar los cuentos con la misma sutileza. Escucho tus comentarios. Un saludo.

  8. 18 febrero 2010 en 11:02

    Pues a mí este final me gustó y me sorprendió, no esperaba que fuera por ahí el tema. Y eso ya es mucho.

    Un saludo indio

  9. Ezequiel Lavaca
    26 abril 2010 en 14:42

    He publicado hoy este excelente micro en mi blog, con tus crédtos por supuesto.

    Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: