Inicio > microcuento > Otro día

Otro día

Julio confirmaba en Facebook a sus nuevos amigos. Marta se fundía con el teléfono en una esquina del sofá, buscando un beso, en otra casa, en otra esquina. Javier, mi marido, llegaba de viaje, cansado, con un traje oscuro que dejó en el armario gabanero del vestíbulo. Los últimos minutos de un día anodino se escapaban en silencio sin dar tregua.La tarta esperaba en el frigorífico. Los cincuenta llegaban con un traje nuevo. El sobre de la mamografía esperaba dentro del cajón. Otro día se esfumaba por debajo de la puerta.

Anuncios
Categorías:microcuento
  1. 6 junio 2010 en 11:00

    Que difícil ser mujer…

  2. Yo
    7 junio 2010 en 6:54

    Otro día para sufrir en silencio…

    un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: