Inicio > Microrrelatos > La búsqueda

La búsqueda

Te presiento en las matrículas de los coches, en la cola del cine, en los laberintos de conservas y envasados de algún centro comercial. Te busco entre la muchedumbre de la calle Gran Vía, mirando un maniquí con ropa de marca, preguntándome si habrá un saludo o un giro de cabeza, si nos miraremos a los ojos, o buscaremos un pretexto entre los huecos del asfalto. Te busco en las llamadas perdidas, en los mensajes sin asunto y detrás de las puertas. Pero solo te encuentro en mi cabeza.

Anuncios
Categorías:Microrrelatos
  1. 23 septiembre 2010 en 9:21

    Reflejas muy bien ese caos que le supone la búsqueda externa del ser amado. Un fuerte abrazo.

    P.D. (corrige maca por marca)

  2. 23 septiembre 2010 en 12:11

    Abrís un interrogante: espera el amor soñado o añora al que se fue?
    Me gusta la enumeración que hacés de cosas aparentemente absurdas como ‘la matriz de los autos’ Los que pasamos por ahí sabemos que reflejás muy bien el sentimiento del protagonista.
    Muy buen micro

    • 23 septiembre 2010 en 12:57

      Hola Patricia, gracias por el comentario. Me gusta enumerar cosas aparentemente absurdas o arbitrarias en este tipo de relatos. Un abrazo.

  3. 23 septiembre 2010 en 15:50

    Destaco de este micro la potencia de la ambientación. Viví muchos años en Madrid y creo que das con varias claves que explican esa ciudad a la perfección.
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ

  4. Lola Sanabria García
    23 septiembre 2010 en 16:06

    No sé si será por cómo vivo yo el otoño, pero el relato me parece preñado de melancolía.

    Abrazos.

  5. 25 septiembre 2010 en 7:01

    Por naturaleza, creo que siempre estamos en una búsqueda constante. Si no es hoy, será mañana.

    Saludos.

  6. C. Rosio
    25 septiembre 2010 en 13:41

    Eterna búsqueda.
    Muy bueno!.

  7. 26 septiembre 2010 en 2:55

    Cuando el microrrelato es poesía.
    Un saludo.

  8. 26 septiembre 2010 en 8:37

    El mejor vicio.
    Perfecto !

    Saludos !

    • 26 septiembre 2010 en 9:41

      Gracias Torcuato, Hernández y C.Rosio, por vuestro tiempo y comentarios. Un abrazo

  9. 28 septiembre 2010 en 6:26

    Las cosas siempre andan ahí.
    Excelente ;)!

  10. 9 octubre 2010 en 13:13

    “Te presiento en las matrículas de los coches”. Que excelente forma de empezar una historia

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: