Archivo

Posts Tagged ‘microcuento’

Lluvia

4 diciembre 2009 4 comentarios

Ni subido a una escalera conseguiría besarte cuando hacemos el amor.

Te gusta la postura más complicada y mi cara queda lejos de tus labios. Cuando te derrumbas sobre la cama tu boca cae tan cerca de mi lengua que me parece desconocida, así que espero a que te levantes y te excuses diciendo que vas al aseo. Al escuchar las primeras gotas de agua doy un salto y me cuelo en la ducha contigo. Pero me entristezco al comprobar que tus besos se resbalan con la lluvia y se cuelan por el sumidero.

Anuncios

Secuestrado

26 noviembre 2009 Deja un comentario

Cariño, me ha secuestrado un virus. Me tiene encerrado en el disco duro de mi ordenador. Apenas me di cuenta cuando llegó. Estaba documentando un artículo periodístico sobre la influencia de las redes sociales en nuestras vidas. El sistema me alertó de que había llegado un nuevo correo electrónico. Esperé unos minutos en abrirlo, con el deseo de terminar cuanto antes la columna. Al hacer clic sobre el asunto mi ordenador comenzó a parpadear. Mis manos cambiaron de color, en un tono violeta. Mis ojos se fueron achicando. En cuestión de segundos dejé de ver, de oír, de oler. Sentí que mis piernas se estiraban y una presión intensa recorrió mis muslos desde los pies. Cuando me he despertado me encontraba en una sala muy estrecha, de color verde, rodeado de circuitos y cables. Hace un rato el virus se ha acercado con cara de pocos amigos y me ha pedido que te escriba esto. Quiere un rescate. Me ha preguntado que cuánto vale mi vida. Yo le he dicho que tú pagarías lo que fuera por mí. Ha insistido en que le pusiera precio, pero he sido incapaz de encontrar una cifra. Al final, ha accedido a que le demos todo lo que hay en nuestra cuenta corriente, la que tenemos juntos. No he podido evitar que se me escapase una sonrisa. Solo tienes que entrar en mi ordenador,  acceder a la web de nuestro banco y meter las claves de acceso. Si no te acuerdas, las tienes escondidas dentro del libro de Kafka, el que hay en el salón. Lo demás corre de su cuenta. Un beso.

Categorías:microcuento Etiquetas: